‘La Calle del Terror’ culmina la trilogía con su Parte 3: 1666 – Crítica

Por fin llegó la última entrega de la trilogía ‘La Calle del Terror’, que da un digno final a una buena historia de Terror y Misterio.

La tercera película se ambienta en el año 1666, en el pueblo colonial donde vivió Sarah Fier. Justamente cuando Deena logra juntar la mano con el cuerpo de Fier, nos traslada allí para contarnos la historia del origen de la bruja de Shadyside.

Quizá la entrega más distinta en comparación con las anteriores, no solo por la diferencia de años, sino también porque el género Slasher desaparece casi toda la película, hasta que finalmente retorna al año 1994 (Parte 2) para ver cómo acaba todo en el presente. De todas formas, consigue que sigas sintiendo la misma curiosidad e inquietud por el misterio que aborda la historia alrededor de Fier. El ver los personajes en 1666 interpretados por los mismos actores y actrices, también tiene su punto, ya que sientes ya una pequeña conexión con cada uno, combinado con un buen ambiente y escenario que recuerda perfectamente a la época dónde las mujeres eran juzgadas por ser brujas.

Leigh Janiak, directora de las tres entregas, se nota que sabe lo que hace y que conoce perfectamente las referencias del Terror y del Slasher. Ojalá haya venido para quedarse y que podamos seguir viendo sus proyectos.

‘La Calle del Terror’, basada en los libros de R.L. Stine, finaliza con un buen final que te dejará sin dudas y quizá con una más que posible continuación… La trilogía ha dejado huella en Netflix, para mi uno de los mejores proyectos de la plataforma, y si son inteligentes y saben apreciarlo, seguro que dan la oportunidad de que sigamos disfrutándolo.

Deja una respuesta